Otro verano más, otro verano menos…

Publicado: 2 octubre, 2011 en Reflexiones

Esta mañana me he parado a pensar, y me he dado cuenta de que llevo 3 meses sin escribir una sola palabra. No sólo aquí, sino que tampoco he tocado ninguno de los poemas que tengo siempre por ahí empezados, y la novela de momento está corriendo la misma suerte. No es que la haya dejado, ni mucho menos, pero mi cabeza, siempre llena de demasiadas cosas (aunque a muchos les parezca que no…), no da para más últimamente, y ya se sabe que el que mucho abarca…

Este verano se ha ido lentamente fugaz, o rápidamente despacio si lo preferís. Encerrado en mi cubil como siempre, he visto como una serie de días idénticos se sucedían uno tras otro como una película en un bucle infinito de soledad y sinrazón. Sé muy bien que me repito como un cocido en verano, pero no miento si digo que este verano, más incluso que el anterior, que también fue de ordago, ha sido de total recogimiento, cómo sí de un monje en su celda se tratase, lo cual estaría bien sí hubiera llegado a alguna conclusión de valía, pero n ha sido así. Ta solo se que los amigos son como las meigas, haberlos hailos, pero la mayoría del tiempo son “sólo” una voz al otro lado del teléfono o unas pocas letras en un correo electrónico y que dejan de formar parte de tu vida en el mismo momento en el que cuelgas el teléfono o apagas el pc. No es así estrictamente hablando, pero si en su sentido practico.

Y en esta sosa vida mía en la que me empeño además en quitarle la poca sal que pudiera tener, es cada vez mas difícil obtener la dosis de cordura mínima necesaria para pasare el día. No solo de pan vive el hombre decía aquel, y es cierto, hace falta un poco (o un mucho) de ilusión para enfrentarse a este mundo enfermo, más enfermo últimamente si cabe; y es que parece que todo se ha vuelto del revés y el planeta a terminado de enloquecer por fin. En este mundo en el que la gente espera a un asesino al cuadrado (ya que es además torero) a la salida de un hospital para jalearlo, los bancos piden ayuda a pesar de tener ganancias estratosfericas y el Real Madrid se queja de los árbitros. En este mundo como decía es cada vez más difícil sobrevivir. Y yo, encerrado en mi casa y al mismo tiempo dentro de mi mismo, para estar totalmente aislado, como si de una caja de Faraday se tratase, he comprobado a lo largo de este verano aciago (otro más), que no es suficiente para salir sin ser salpicado por la locura del exterior.

En fin sólo estoy divagando. Ya veremos que buenas nuevas nos trae el otoño.

“…Juntos hicimos con cuchillos ese hogar
que se otoñaba con hogazas cada vez
que la desdicha lo embestía para entrar
a revolver.”

Las últimas habitaciones. MAREA.

Anuncios
comentarios
  1. Miss Muerte dice:

    Espejo del mundo… más allá de la pared de la piel. Teriantropía…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s